Descubriendo la primera sucursal de los Estudiantes de la Biblia en México

El primer registro que se tiene de presencia de Estudiantes de la Biblia en México data de 1893, cuando una persona del país solicitó publicaciones a la central mundial con el propósito de usarlas para predicar en territorio mexicano. Sin embargo, no fue sino hasta 1929 que se estableció en México una sucursal oficial de los Estudiantes de la Biblia.

Dos años antes, en 1927, uno de los pocos testigos que predicaban celosamente en la capital del país, Jesús David Osorio Morales, había formado en México la “Rama Mexicana de la Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia”, de la cual él fungía como presidente.

A pesar de eso, la cantidad de publicadores en el país disminuía a un ritmo vertiginoso, al grado que parecía que iba rumbo a la extinción. Entonces J. F. Rutherford decidió dar más atención a la obra en nuestro territorio, y a finales de 1929 fundó lo que sería la primera sucursal en México.

No existe ninguna fotografía de la inauguración de la sucursal, y no hay registro de que J. F. Rutherford haya venido personalmente a inaugurarla. La organización no ha publicado en ninguna parte la dirección exacta de este inmueble, salvo algunas fotografías de la fachada y la mención de que se encontraba en la colonia Azcapotzalco, y que David Osorio Morales fue nombrado superintendente de la sucursal.

Retrato de Jesús David Osorio Morales

Registros gubernamentales indican que la dirección de la oficina de la sucursal en 1930 era una casa en la calle Plaza de la Constitución 28, en Azcapotzalco, D. F. Sin embargo, al comparar las pocas fotografías de la época publicadas por la organización con la dirección mencionada, notamos que hay algunas discrepancias, la más importante es que la mencionada dirección está en medio de la acera, y las fotos que se han publicado de la casa que se usó como oficina y salón de estudios en 1929 muestran claramente que esta se encuentra en una esquina.

La foto a continuación parece ser de finales de la década de 1930 o principio de 1940 por el modelo de auto que se alcanza a ver:

Otro dato importante es que en esa fotografía de la sucursal de Azcapotzalco se aprecia el número 64 en la fachada, no el 28, y el letrero de la calle no parece que diga Calle de la Constitución.

El número de la casa es 64

A continuación les dejo una fotografía de 1931 en donde aparece el personal de la sucursal de México en las ventanas de la oficina:

Esta foto parece mostrar el mismo árbol una década atrás, pero tiene una diferencia importante con la foto de los 40s. Las ventanas parecen estar más altas. Una posible explicación para esto es que la calle haya sido re pavimentada en años posteriores y eso provocó que el nivel de la banqueta subiera un poco. Otra diferencia es que el letrero de la calle en la foto más antigua está del lado izquierdo de la entrada. También se puede ver cómo en la foto más antigua el borde de la fachada estaba pintado de blanco, y en la foto de los 40’s aun que todavía se ve pintado de blanco, empieza a entrever el ladrillo que hay debajo de la pintura.

A pesar de esas diferencias está claro que se trata de la misma casa, en primer lugar por que ambas fotografías aparecieron en publicaciones oficiales de la organización indicando que se trata de la oficina de la sucursal en Azcapotzalco. Además de eso, los detalles arquitectónicos son exactamente iguales, y un detalle a notar es que en la tercer columna de izquierda a derecha después de la puerta principal, en ambas fotos se aprecia cómo le falta el decorado en forma de un rombo con cuatro rectángulos.

En la siguiente fotografía vemos al personal de la sucursal de México en 1931. De las cuatro personas que aparecen en la fotografía solo podemos identificar con certeza a David Osorio que es el segundo desde la izquierda, sin embargo, de acuerdo a los registros gubernamentales de 1927 cuando se constituyó la RMAIEB, pudiéramos concluir que quienes aparecen en la foto, de izquierda a derecha son:  El secretario, Ramón V. Jiménez; el presidente, Jesús David Osorio Morales; la tesorera, Margarita Montenegro de Osorio Morales, y la encargada de su salón de estudios, Tomasa Córdoba.

Posiblemente: Ramón Jimenez, David Osorio, Margarita de Osorio, y Tomasa Córdoba

El programa de la dedicación de Betel de 1985 menciona que en esta casa también se celebraban reuniones.

¿En dónde estaba esa casa y qué pasó con ella?

Sobre la pregunta, ¿qué pasó con ella?, lo que sabemos es que en 1932, David Osorio fue removido como superintendente de la sucursal, y en su lugar se quedó de forma temporal Eduardo Keller. En 1933, Roberto Montero llegó para quedarse de manera permanente a México y a su llegada se buscó un lugar más grande para establecer la sucursal. Dicho lugar fue una casa de 3 pisos en la famosa dirección de Melchor Ocampo 71. Esta fue la dirección de la sucursal de México hasta 1974, cuando se dedicaron las oficinas y residencias en El Tejocote, donde permanecen hasta la actualidad.

La casa de Calzada Melchor Ocampo 71

Un dato curioso es que en 1934, la casa de Av. De la Constitución 28 en Azcapotzalco estaba registrada a nombre de Roberto Montero, pero era ocupada por David Osorio Morales, quien para entonces ya había sido destituido. Desconocemos qué relación había entre ellos dos después de la destitución de Osorio, lo que sabemos es que Osorio continuó asociándose con los testigos de Jehová, y asistía a las reuniones en el salón de Melchor Ocampo 71.

Ahora, ¿dónde estaba la casa que aparece en todas las fotografías de la época? Para averiguarlo, hicimos un recorrido a Av. De la Constitución 28 en Azcapotzalco, y al llegar ahí notamos el hecho antes mencionado de que dicha dirección se encuentra a mediados de la acera, y no en una esquina. Otra cosa que notamos es que en dicha ubicación no hay nada en la actualidad, es un terreno cercado en donde lo que sea que hubiera estado ahí, ha sido demolido.

Pero evidentemente esa no es la dirección que aparece en las fotografías antiguas; por lo tanto, hicimos un recorrido físico por las calles cercanas de Azcapotzalco, y al final, pudimos dar con la esquina exacta que aparece en las fotografías antiguas, la cual está tan solo a dos cuadras del mencionado domicilio.

No parece haber ningún registro oficial en las publicaciones de la organización de la dirección de esta casa, sin embargo y para nuestra fortuna, la casa tiene una arquitectura bastante peculiar y, sorprendentemente, ¡sigue igual a como era en 1929!

Inclusive pudimos constatar que el número de la casa es 64, tal como aparece en las fotografías antiguas.

Los detalles decorativos en la parte superior de las columnas en el lado frontal de la casa se han caído, sin embargo, en una de las columnas laterales aún permanece parte del decorado, e incluso se perciben restos de la pintura blanca que alguna vez cubrió los ladrillos del borde.

Las esferas que adornaban lo alto de las columnas han desaparecido, así como el árbol que estaba frente a la casa, y dos árboles más jóvenes están ahora plantados a la derecha de aquel árbol grande. Las ventanas, la herrería, los marcos de las puertas y ventanas, las vistas de ladrillo, las ventanas de cuadros, todo sigue intacto. A la puerta principal se le puso una lámina detrás, pero la reja es la misma. La dirección actual de la casa es Miguel Lerdo de Tejada 64, esquina con Santo Domingo, Azcapotzalco, CDMX.

Visitar este lugar es como viajar al pasado, y casi pude imaginarme a JDO Morales y los celosos testigos que lo acompañaban en aquellos años ahí adentro organizando la predicación, o escribiendo cartas a las incipientes congregaciones que para entonces había dispersas en otros puntos del país.

Comparar los modestos inicios de la organización en nuestro país con la actual oficina de la sucursal de Centroamérica; las apenas cuatro congregaciones que había en México cuando se fundó esta sucursal con las miles de congregaciones que hay en la actualidad, y pensar en las enormes dificultades con las que aquellos valientes hermanos tuvieron que lidiar, nos hace valorar el privilegio que tenemos los que hoy disfrutamos de completa libertad para realizar nuestra obra, y además contamos con el apoyo de una organización madura y estable. Y por supuesto, nos motiva y fortalece la fe ver cómo desde entonces y hasta la actualidad Jehová ha bendecido a su pueblo en México, y lo seguirá haciendo.

Fuentes de información:

  • Anuario de los testigos de Jehová de 1995
  • Gutierrez, Harim B. – Apuntes para una historia de los testigos de Jehová en México
  • Jesús David Osorio Morales al secretario de Gobernación, México, D. F., 2 de julio de 1927, AGNM-DGG, serie 2.340(29), Generalidades de Cultos Religiosos, caja 103, exp. 15.
  • Octavio B. Baraona, oficial mayor del Departamento del Distrito Federal, al secretario de Gobernación, México, D. F., 20 de octubre de 1934, AGNM-DGG, serie 2.340(29), Generalidades de Cultos Religiosos, caja 113, exp. 3.
  • The Messenger, July 29, 1931, p. 8
  • Dedicación de Betel, 13 de Abril de 1985 – Programa
  • Visita de campo y fotografías actuales por LC

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *