Historia moderna de los testigos de Jehová – Parte 2

LA ATALAYA – 15 DE JULIO DE 1955
titulo-original

Parte 2

PEQUEÑOS PRINCIPIOS (1879 – 1889)

EN 1879 se hizo patente cuáles de aquellas muchas voces primeras que anunciaban la segunda venida de Cristo estaban siendo seleccionadas por Jehová para unirse en acción como testigos de él. Ahora, 75 años más tarde, se ve cla­ramente que en aquellos primeros días la mano de Jehová favorecía al pequeño grupo bíblico de Pittsburgo (Pa.) bajo la dirección de C. T. Rússell. Durante los ocho años anteriores a 1879 estos estudiantes “legos” de la Biblia habían adquirido mucha experiencia en cuanto a doctrina cristiana y tiempo profético, y en predicar al público así como en la impresión de sus verdades recién halladas. Habían sido probados, también, en conexión con su lealtad a la Biblia sobre el punto en disputa del sacrificio rescatador de Jesús, aunque esta prueba dió por resultado la necesidad de que dejaran de asociarse con los que habían sido sus afiliados religiosos.

Para el año 1879 se habían convencido de que la segunda venida de Cristo daría comienzo a su pre­sencia invisible; que un tiempo crítico de angustia mundial estaba por venir; que éste sería seguido por un milenio -el reinado de mil anos del Cristo de Jehová, para efectuar una restauración (restitución) de las condiciones paradisíacas en la tierra con vida eterna para los hombres de buena voluntad de todas las naciones; y que las buenas nuevas de tales bendiciones de “restitución” habían de proclamarse por todo el mundo. Sus experiencias en el campo les habían enseñado que, puesto que las personas pronto se olvidaban de los sermones y discursos que habían oído, era prudente añadir a éstos un servicio educativo con la ayuda de libros, folletos y revistas. También se dieron cuenta de que era menester que ellos se equiparan con mayor eficiencia para efectuar su propio trabajo de escribir, imprimir y publicar en vez de dejar estas operaciones en manos de otros lla­mados “grupos bíblicos.” Esas experiencias que llevaron a formar reglas de acción han ejercido influencia en la Sociedad de los testigos de Jehová desde esa fecha.

Habiendo ya retirado su apoyo editorial y monetario de la revista mensual del grupo de Rochester, a saber, The Herald of the Morning, la clase bíblica de Pittsburgo decidió em­prender un gran proyecto, el de publicar por primera vez su propia revista mensual. El 1 de julio de 1879 se puso en circulación el primer número de Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence (La Torre del Vigía de Sión y Heraldo de la Presencia de Cristo). Pronto se habían repartido 6,000 ejemplares.a C. T. Rússell, que dirigía la clase, fué escogido como director, con otros cinco estudiantes bíblicos maduros que habían de servir como contribuyentes regulares. Las primeras palabras de la nueva revista fueron:-

“Este es el primer número del primer tomo de ‘ZION’S WATCH TOWER,’ y quizás no esté fuera de lugar el declarar el objeto de su publicación, El que estamos viviendo ‘en los postreros días´,—`El día del Señor`—’el fin’ de la edad del Evangelio, y en consecuencia, en el amanecer de la ‘nueva’ era, es un hecho que no solamente es discernible al que estudia la Palabra detenidamente y que está siendo guiado por el espíritu, sino que las señales exteriores que el mundo puede discernir dan el mismo testimonio, y nosotros estamos deseosos de que ‘la familia de la fe’ esté completamente despierta a este hecho.”—Página 1.

July 1879 Watchtower

Aquí, pues, tenemos el relato del nacimiento de The Watchtower (La Atalaya), que desde su comienzo ha sido editada regularmente hasta el día de hoy. En 1892 su edición fué cambiada de men­sual a quincenal, para marchar con la corriente de nueva materia bíblica que constantemente seguía creciendo. El registro de su circulación es sumamente interesante. Comenzando con 6,000 ejemplares en 1879, para 1904b se estaban imprimiendo regularmente 25,000 ejemplares; y para 1949 se logró el máximo fenomenal de 500,000 ejemplares de cada número. Pero eso no es todo; para 1955 la tirada mundial en cuarenta idiomas se había remontado hasta 2,100,000 ejemplares de cada número [ACT: En febrero de 2020 el tiraje es de 93,281,000 ejemplares en 369 idiomas]. El mismo registro largo y fiel de la publicación de la revista Watchtower también da testimonio al hecho de que Jehová había escogido al pequeño grupo de Pittsburgo para dar comienzo a una gran obra de publicación hace más de setenta y cinco años. En verdad, por muchas décadas esta revista ha dado prueba de ser un conducto de comunicación espiritual que es único en su clase y tiene la bendición de Dios.c Puesto que Rússell había empleado la mayor parte de los años 1877 y 1878 predicando en el campo,  yendo celosamente de ciudad en ciudad, y también había ya liquidado casi todos sus intereses comerciales que anteriormente habían sido tan prósperos como para dejarle con la cantidad de $250,000, vino a ser necesario, en 1879, que se radicara de manera permanente en Pittsburgo.d Además, en ese año se casó con María Francisca Ackley, que había llegado a ser colaboradora y contribuyente de artículos a la revista Watch Tower. No tuvieron hijos.

Casi 18 años después, en 1897, debido a que ciertos miembros de la Sociedad Watch Tówer se opusieron a que una mujer fuera miembro de la junta directiva contrario a 1 Timoteo 2: 12, Rússell y su esposa tuvieron un desacuerdo en cuanto a la administración de la revista, Zion’s Watch Tower. Como resultado, ella se separó de él voluntariamente después que hubieron convenido en un arreglo monetario que hacía posible que ella viviera fuera del centro administrativo de la Sociedad. Este acuerdo mutuo, sin embargo, no tuvo absolutamente nada que ver con un procedimiento de divorcio de mucho más tarde (1906), en que se hizo acusación de “adulterio,” como enemigos clericales de Rússell trataron y siguen tratando de sostener calumniosamente. Las actas jurídicas claramente prueban mentirosos a los que acusaron falsamente y aun ahora acusan a Rússell de haber sido hombre inmoral, divorciado por motivo de adulterio.e

Durante 1879 y 1880 se hicieron esfuerzos para organizar congregaciones pequeñas de personas interesadas, a saber, suscriptores a la Watch Tower. Más de treinta congregaciones habían llegado a existir en Pensilvania, Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts, Delaware, Ohio y Míchigan. En 1880 Rússell visitó a estas congregaciones, dedicando por lo menos seis horas a estudiar con cada grupo.f Se había preparado un libro de cánticos especial, llamado “Cánticos de la Novia.”g Para esta fecha se entendía según las Escrituras que la “cena del Señor” debía celebrarse como Memorial sólo una vez cada año, el 14 de abib (nisán), la fecha de la Pascua.h Esto era del todo contrario a la costumbre antibíblica de las iglesias que celebraban la “Cena del Señor” o “misa” muchas veces al año. En 1879 y por muchos años después todos los asociados interesados viajaron a Pittsburgo para reunirse con ésta, la primera y más grande de las congregaciones de entonces, para celebrar en conjunto lo que ellos llamaban la “Cena aniversaria.” Al mismo tiempo celebraban una pequeña asamblea para estudio y compañerismo cristianos, lo que daba fuerzas año tras año a la asociación creciente.i

A estas primeras congregaciones se les llamaba por el nombre de las Escrituras griegas, “eclesias,” y a veces “clases.” Fueron organizadas según el estilo de gobierno eclesiástico de las iglesias congregacionalista y presbiteriana. Todos los miembros votaban democráticamente sobre ciertos asuntos de negocio y también elegían una junta de siete o más “ancianos” (presbíteros) que dirigían los intereses generales gubernativos de la congregación. (El estilo teocrático de dirección de las congregaciones, característico del primer siglo, no fué restaurado a los testigos de Jehová hasta 1938.)

Estas eclesias estaban vinculadas flojamente sólo por aceptar la dirección y modelo de actividad de la congregación de Pittsburgo donde Rússell y otros escritores de la Watch Tower eran ancianos. La congregación de Pittsburgo (“Allegheny”) celebraba reuniones de 2: 30 a 4:00 p.m. los domingos para escuchar disertaciones bíblicas; los miércoles de 7:30 a 9:00 de la noche se celebraban “Reuniones de domicilio” para oración y testimonio personal, y los viernes por la noche se conducían “Círculos del amanecer” para estudio bíblico.j

Durante 1880 Rússell y sus ayudantes estaban ocupados en escribir varios tratados, cada uno señalado por número. Después de 1891 esta serie de tratados primeramente marcados “Tratados para Estudiantes de la Biblia” llegaron a llamarse también Antigua teología trimestral. Se proporcionaban gratis a los lectores de la Watch Tower para repartición general al público con el próposito de desenmascarar las falacias de las doctrinas de las iglesias. Pronto se puso de manifiesto que hacía falta organizar una sociedad definitiva para guiar y dirigir la obra de publicación que continuaba en crecimiento. Así que a principios de 1881 ZION’S WATCH TOWER TRACT SOCIETY fué establecida como una agencia administrativa no incorporada, con Rússell como su director. Russell y otros contribuyeron generosamente $35,000 para poner en moción esta organización para la publicación de tratados.l Entonces se trasladaron del centro administrativo que habían ocupado en 1879, ubicado en el número 101 de la avenida Quinta, Pittsburgo, a una propiedad nueva y más grande en el edificio con número 40 de la calle Federal, desde donde él había dirigido anteriormente su empresa de tiendas en cadena. Por medio de este nuevo arreglo se puso en movimiento una corriente de millones de tratados bíblicos y la impresión de más ejemplares de la Watch Tower preparados en forma de folletos. Para 1881 Rússell había termi­nado la obra de escribir los folletos grandes intitulados Tabernacle Teachings (Enseñanzas del tabernáculo) y Food for Thinking Christians (Alimento para cristianos pensadores), siendo este último un folleto de 162 páginas que se imprimió y se repartió como una edición especial de la Watch Tower de septiembre de 1881.m

Rússell, todavía de menos de treinta años, y sus colegas entusiásticos estaban ansiosos de diseminar su mensaje por todas partes tan pronto como fuera posible. Esto se destaca en el siguiente anuncio que fué publicado en la Watch Tower en 1881, sobre todo cuando uno recuerda que en ese entonces había sólo unos cien asociados que estaban activos en el movimiento:

“Se solicitan 1,000 predicadores. Un campo tremendo está abierto para el empleo del tiempo y talento de todo hombre y mujer consagrado a quien el Señor ha confiado un conocimiento de Su verdad. . . . A los que estén en circunstancias de dar la mitad o más de su tiempo exclusivamente a la obra del Señor, queremos sugerir un plan… a saber: Que salgan a las ciudades grandes o pequeñas, según su habilidad, como Repartidores o Evangelizadores [Colporteurs], buscando en todo lugar a los cristianos sinceros, . . . Dado que pocos tendrían con qué viajar, pagar su comida y vestirse sin una renta, nos proponemos proporcionar los Tratados y copias de DAY DAWNS [libros encuadernados] gratis, y permitir que estas personas tomen suscripciones a la WATCH TOWER, usando el dinero adquirido de ambas de estas fuentes, . . . para sufragar los gastos necesarios.”n

Para 1888 cincuenta voluntarios de los “1,000” ansiosamente deseados habían ofrecido contribuir sus servicios para este servicio de tiempo cabal. Se les pidió que enviaran informes semanales de ser­vicio en el campo a la oficina en Pittsburgo.o Así que en esto tenemos el co­mienzo del servicio de tiempo cabal de los precursores (colporteurs) en que han ingresado muchos miles de personas a través de los años como un grupo valiente de benditos predicadores del Reino. De hecho, para el año 1954 había 17,265 de estos educadores de tiempo cabal en todo el mundo.

También se hizo un esfuerzo para conseguir que todos los lectores de la Watch Tower y especialmente todos los que asistían regularmente a las reuniones de la congregación comenzaran a participar en la obra de testimonio en el campo por medio de repartir tratados entre sus amigos y vecinos. Note las siguientes instrucciones tempranas de 1881 en cuanto a la predicación en el campo:

“A los que desean salir y emplear poco o mucho de su tiempo, quisiéramos decir: Es asunto de gran importancia no sólo enseñar la cosa correcta sino también presentar la verdad de la debida manera y en el debido orden… Primero presente la restitución y las bellezas del plan desenvolviente de Dios; luego demuestre que todo esto espera y depende de la Venida del Rey y reino. Después, cuando su oyente o lector haya llegado a amar al Rey y anhelar su reino, ése puede ser el tiempo oportuno para presentar la manera de Su venida—que no es Jesús el hombre sino Jesús [una criatura] espiritual, el que viene, invisiblemente, . . . Y finalmente presente ‘el tiempo,’ que ahora estamos ‘en los días del Hijo del Hombre.”‘p

De esta manera, gradualmente se dió cuidado y entrenamiento a centenares de testigos cristianos para que participaran en el servicio del campo. Aquí de nuevo tenemos un vistazo de una obra de pu­blicación que había de crecer como una inundación gigantesca en nuestro tiempo, hasta cubrir toda la tierra con una hueste de más de medio millón de testigos de Jehová, que van de casa en casa con regularidad diseminando Biblias, tratados y otras ayudas para el estudio de la Biblia en los hogares de la gente.

Pero aun la veloz comunicación en masa de hoy parece haber sido prevista en lo que los trabajadores jóvenes de la Sociedad Watch Tówer participaron en proyectar en 1881 para servir a los centros populosos las verdades bíblicas recién halladas. La actividad en aquellos días de principio incluyó métodos poco usuales. Dos ejemplos:

“El gerente del Periódico principal de la Ciudad de Nueva York convino en enviar una copia del tratado (Food Por Thinking Christians) a su lista entera de suscriptores, y varios otros periódicos de Chicago, Boston, Filadelfla y Nueva York nos favorecieron de manera parecida en la obra, por lo cual les estamos agradecidos. [No damos los nombres de los periódicos solo para protegerlos contra el Inconveniente de recibir solicitudes de otros. Dicen que nunca antes han concedido tales privilegios a otros.]”q

Adicionalmente, para esta tarea de gran alcance

“de un comienzo aparentemente insignificante, la obra de los tratados se ha extendido a la proporción Inmensa de 1,200,000 ejemplares, . . . ha empleado cientos de hombres, mujeres y muchachos en la preparación y repartición, empleándose casi 500 muchachos para repartirlos en Londres [Inglaterra], y como 300 en Nueva York- y en otras ciudades proporcionadamente. La repartición en las ciudades más grandes se efectuó los domingos a las puertas de las Iglesias”.r

También en 1881 dos hermanos fueron enviados a Inglaterra para fomentar la expansión de la obra a Europa y ellos informaron que se hizo una distribución de 100,000 folletos en Londres y 65,000 en las ciudades de Escocia, Glasgow, Edimburgo, Dundee y Aberdeen.s

(Continuar a parte 3)
(Ir a la parte anterior)


Notas:

a. Watch Tower Agosto 1879, p 2.

b. W Diciembre 15, 1904, p. 371

c. Incidentalmente, justo desde el comienzo se ha dicho en la revista ” ‘La Torre del Vigía de Sión’ tiene, creemos, a JEHOVÁ como su apoyador,” de esa manera reconociendo y usando el nombre personal de Dios, “Jehová.” W Agosto 1879, p. 2; Septiembre 1879, p. 8.

d. A Great Battle in the Ecclesiastical Heavens (Una gran batalla en los cielos eclesiásticos), por J. F. Rutherford, pp. 16-18

e. “Que la Sra. Rússell misma no cree y nunca ha creído que su esposo fuera culpable de conducta inmoral es mostrado por el registro [de la corte] en este caso en donde su propio abogado (en la página 10) le hizo a la Sra. Rússell esta pregunta: ‘Usted no quiere decir que su esposo fue culpable de adulterio?’ Resp. ‘No’ ” ibid., p. 19. También W 15 Julio, 1906, pp. 211-227.

f. W junio 1880, p. 8; Septiembre 1880, p8; Noviembre 1880, p 8.

g. W Septiembre 1879, p. 4.

h. Calculado como el próximo plenilunio después del equinoccio de primavera según lo determinado en Palestina. W del 15 de Marzo de 1897, pág. 86.

i. W del 15 de Abril de 1892, p. 114; vea “Believers’ Convention” concurrencia 400.

j. W de Enero de 1881, pág. 7; Abril de 1881, pág. 8; 1 de Junio de 1897, pág. 158.

k. W de Diciembre de 1880, pág. 8; Enero de 1881, pág. 3; Marzo de 1889, pág. 7.

l. W de Enero de 1882, pág. 2.

m. “Esta Sociedad [Zion’s Watch Tower Bible &Tract Society] esta organizada con el propósito de diseminar Literatura parecida a este folleto, publicada por ZION’S WATCH TOWER, una revista mensual de ocho páginas. Este folleto es un número de dicha revista, preparado en una forma más conveniente, y durante los cuatro últimos años esta Sociedad ha suplido los fondos necesarios y repartido mas de un millón de ejemplares de éste gratis.”—Food For Thinking Christians, 1881, pág. 162.

n. W de Abril de 1881, pág. 7.

o. W del 1 de Octubre de 1892, pág. 301.

P. W de Abril de 1881, pág. 8.

q. Harvest Siftings, 1894, pág. 114; W de Octubre-Noviembre de 1881, pág. 5.

r. Ibid.

s. Ibid., pág. 6.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *