¿Quienes eran los “Francotiradores” del Reino?

Todos conocemos a los precursores regulares, precursores auxiliares y precursores especiales. Y muchos saben que en un tiempo a los precursores se les conoció en la organización como “colportores”. Este término viene desde 1881, en aquel famoso artículo del número de abril de la Zion’s Watchtower titulado “Se Solicitan 1000 Predicadores”. En él el hermano Russell invitó a todos aquellos que pudieran disponer de la mitad de su día o más para dedicar de lleno a la obra del Señor, a que visitaran ciudades grandes y pequeñas y buscaran a las personas que tuvieran celo por Dios, pero no de acuerdo con conocimiento, y les predicaran con la ayuda de tratados producidos por la Watchtower.

En el número de Agosto de 1889 se autorizó que los niños pudieran ser colportores siempre que lo hicieran bajo la supervisión de sus padres. Con el paso del tiempo hubo otros tipos de colportores además de los regulares, por ejemplo los “colportores precursores” que en los años 20s y 30s acudían a lugares aislados a predicar pero eran miembros de una clase (así se llamaban a las congregaciones), algo similar a los precursores que acuden a las hoy llamadas campañas de predicación. También había los “colportores auxiliares”, que dedicaban menos tiempo al servicio que los regulares o los precursores.

En 1932 se dejó de usar el término Colportores y se les empezó a llamar simplemente precursores regulares y precursores auxiliares hasta el día de hoy.

Sin embargo en los años 20’s había otro grupo de publicadores conocidos como los “francotiradores” (sharpshooters). ¿Quienes eran estos?

El término apareció por primera vez en 1907 en la revista Watchtower del 1 de Junio en el artículo “Go Ye Also Into The Vineyard” (Id También Vosotros a la Viña). En ese artículo se explicaba las diferentes maneras en las que alguien podía colaborar en el servicio. Una de esas era siendo “sharpshooter”. La descripción del Sharpshooter era:

ssimg01

En español lee así:

Los “francotiradores” son aquellos que no tienen un tiempo particular que pueden dedicar al servicio de Colportor, pero que, sin embargo, hacen suyo el negocio de vender un número considerable de Auroras (libros de La Aurora del Milenio) a sus amigos y vecinos inmediatos. Estos difieren de los Colportores en el hecho de que ellos no cubren el territorio. Cualquiera que cubre territorio de manera sistemática y regular impide el uso como tal para otro durante algunos años. Todos ellos son catalogados como Colportores, y deben tener una asignación, de la cual debemos saber qué parte ha sido trabajada completamente y cual no. Casi toda la querida gente del señor debería ser “francotirador”, y tenemos la esperanza de que lo son.

El reporte de la asamblea de Norfolk, de 1907, en la página 126 explica por qué se les llamó así, dice:

ssimg04

En español:

Como sharpshooters, nos referimos a aquellos que simplemente les venden a sus amigos, regalan algunos, venden algunos. Los llamamos sharpshooters, por que no van de casa en casa, tratando de colocarlos en cada casa. Los sharpshooters están haciendo mucho, y están recibiendo un montón de bendiciones.

 

Así que básicamente eran hermanos que dedicaban todo el tiempo que pudieran a predicar pero lo hacían sin una meta de horas definida ni un territorio, algo así como precursores informales. Con el paso de los años el trabajo de los sharpshooters se fue haciendo más formal y más importante.

El “Bulletin” (equivalente al hoy conocido como “Guía de Actividades para la Reunión Vida y Ministerio Cristianos”) de Octubre de 1930 describió en qué consistía en ese año el trabajo del sharpshooter:

ssimg02

En español dice:

El Servicio del Francotirador

Hermanos aislados que residan fuera de los confines del territorio de servicio organizado de las clases (congregaciones), y también hermanos en clases demasiado pequeñas para mantener una organización de servicio que estén localizadas de forma similar, pueden involucrarse en la obra del testimonio bajo la supervisión directa de la Sociedad al apegarse al arreglo de la sociedad de francotiradores regulares.

Este arreglo establece que un individuo, ya sea un hermano o una hermana, debe ser capaz de participar en la obra de testimonio casa por casa en un promedio de al menos dos horas a la semana, para ser elegible para servir como francotirador; en una clase pequeña en donde ningún individuo pueda mantener un promedio de dos horas pero la clase entera pueda hacerlo, entonces un miembro de ella puede bajo esa base ser elegible para actuar como francotirador.

Se asignará territorio apropiado al francotirador. Los Boletines y otro correo de servicio, tal como se manda a otras clases organizadas, se enviará al francotirador. Se abre una cuenta bajo el nombre del francotirador, por medio de la cual se pueden ordenar, a crédito o a precios de clase, tanta literatura como sea requerida para llevar la obra del testimonio efectivamente. Como una clase organizada, el francotirador remitirá una vez al mes (o cuando mucho una vez cada cuatro meses) el pago por el valor de la literatura obtenida a crédito y colocada durante ese mes. También, cada mes, el francotirador debe enviar un reporte de sus actividades en el campo (incluyendo en este reporte las actividades de cualquiera que haya estado trabajando junto con él), en la tarjeta de informe mensual especialmente provista para este propósito.

Como ven, el sharpshooter era un hermano que actuaba como si fuera una congregación pero él solo, en zonas en donde no había congregaciones o clases debidamente establecidas.

¿Qué pasó con los “francotiradores”?

ssimg03

En Octubre de 1935 se cambió el nombre del “Bulletin” por “Director”. Este nombre solo duró unos pocos meses. En Julio de 1936 apareció esta publicación ahora con el nombre de “Informant” (Informador). En la portada aparecía una carta firmada por el hermano Rutherford mencionando la razón del cambio, y de otros cambios que aplicarían a partir de ese momento, principalmente en los nombres de los puestos (arriba les muestro la portada de dicho número).

Por ejemplo, el antes conocido como “Director de compañía” Ahora sería el “Siervo de Compañía”, el antes conocido como “Líder de división”, ahora sería llamado “Siervo de división”, los “gerentes” en betel ahora serían “siervos de sucursal”. El hermano Rutherford citó las palabras de Mateo 23:9-12 y mencionó que todos los verdaderos seguidores de Jesús son siervos, y que no había ninguna excusa o justificación para exaltar a alguien sobre otra persona.

Otro de los cambios fue que a partir de ese momento se eliminó el término sharpshooter, o francotirador, esto es lo que la carta dice al respecto:

ssimg05

En español:

A partir de ahora, ninguno de los siervos en el campo serán conocidos como “francotiradores”. Eso queda eliminado, y todos estos trabajadores son considerados como compañías o partes integrales de compañías. Si hay una sola persona aislada en la comunidad, en lugar de ser conocido como “francotirador”, él es meramente un siervo, lo cual significa, por supuesto, siervo del Señor.

 

Lo que estaba pasando con los sharpshooters es que se les daba demasiada importancia a su persona. Al ser un único individuo el contacto directo con la Sucursal, algunos de ellos se exaltaban sobre los demás hermanos que trabajaban en la obra con ellos. Además, la connotación del término es a alguien que es experto en el uso de armas de fuego, lo cual, bueno, ¿suena raro no?

En los meses siguientes se pidió a todos los pequeños grupos que dependían de un sharpshooter que eligieran a un “siervo de compañía”, que no necesariamente sería el que había servido como sharpshooter (pero en la mayoría de los casos sí lo fue). Y todos los sharpshooters solitarios fueron atendidos simplemente como publicadores. Se les siguió enviando su literatura y animando a continuar en la obra, pero el término simplemente desapareció en la historia, hasta que se borró por completo de la memoria colectiva.

One Comment

  1. Martín González
    2 noviembre, 2016
    Reply

    Excelente recopilación y muy interesante tema..!!!
    No cabe duda que la organización sigue la guía de Jehová y todos estos cambios son hechos con la humildad debida de un siervo fiel y discreto como se menciona en la Biblia…

    Muchas gracias hermano Leo por está muy interesante aportación, buscare otros artículos que pertenezcan a este sitio y que seguramente serán también interesantes y edificantes…

    Un saludo cordial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *